Sabariego

 

Homenaje a Goya

Las sólidas rocas con que apuntalasteis titánicos las bases de una pintura insobornable.

Venerables maestros de una antigua, antiquísima hermandad que con el duro arte del pincel diseccionasteis la vida, desgranando tejidos, murmullos, suaves oscilaciones, lentos sedimentos.

Peregrinos eternos en el camino de la duda, que en el espeso laboratorio del lienzo disolvisteis angustias, temores, ignorancias y desazón, resolvisteis perfeccionando con constancia las heredadas formulas de la sutil alquimia, ensayando modelos que interpreten la arquitectura de lo fugaz.

Gracias por hacerme participe de vuestras charlas disquisiciones.

Oleo sobre lienzo
100 x 120 cm
Anterior | Inicio | Siguiente