Sabariego

 

Creación

La lírica de nuestro tiempo, ignorada interesadamente por muchos, acumula indicios constantemente que contradicen las verdades establecidas a sangre y fuego.

Pero como un lento poso que se precipita va ganando terreno inexorable.

No hay marcha atras, la vida es femenina, el mito de la creación renacentista, empequeñece relegado a un bello simbolo.

Ya no hay más lineas cerradas que engloban majestuosos cuerpos, la belleza se difumina en un glorioso vaiven de partículas que se unen, se contagian y se desunen de manera promiscua, es la alegria de la vida que se complace en lo contingente, lo necesario definitivamente está herido de muerte.

La mujer, que nos dio a luz reclama su sitio, reclama su condición, es el hombre el que debe mirar las estrellas, el que debe buscar nuevos soles.

 

 

Oleo sobre lienzo
130 x 97 cm
Anterior | Inicio | Siguiente