Sabariego

 

Caida

La tiera es una mujer herida de muerte.

Yace caida mientras una horda de cretinos. En este mundo de masas anónimas, narcotizadas por los medios y moviéndose al son de los tambores de la depredación sigue chupando de sus secos pechos.

Pero ya hay hombres-niños y no son los más cobardes, que lloran desconsolados mientras recitan.

Pero tus ojos no. Hermana, no me cierres tus ojos.

Esta extraña y dura tierra, se tornaría insoportablemente oscura. Hermana, no me cierres tus ojos. Tus ojos no.

Ni tan siquiera pido que los claves en mi cuerpo. Que mi figura baile con su luz. Solo pido, que no cierres tus ojos, Hermana. Por favor, tus ojos no.

Mi armadura, no volvería a brillar, y la negra figura del negro toro inundaría todo mi cuerpo, traspasándome sin yo quejarme, sin yo moverme...

¿Para qué?.

 

Oleo sobre lienzo
89 x 116 cm
Anterior | Inicio | Siguiente